Monthly Archives: July 2021

Juan Antonio Cannizzo

July 31, 2021

Juan Antonio Cannizzo

Argentina

Colimbas

Este compañero peronista y montonero está secuestrado-desaparecido desde el 1° de febrero de 1976. Participó del “Cordobazo” y de la lucha por el retorno de Perón. Su padre y sus hermanos fueron prisioneros políticos en las dictaduras de Onganía y Videla.
Fuente:RB
21 años. Soltero. Argentino. Conscripto.
No.CONADEP:870, Decl.No:6583
Fue secuestrado en CORDOBA CBA C.Post:5000
Visto en C.C.D. LA RIVERA el:0/0/76
CONSCRIPTO
En testimonio No:04829

https://colectivoepprosario.blogspot.com/2013/02/desaparecidos-el-1-de-febrero-de-1971.html

Juan Carlos Valle

Juan Carlos Valle

Argentina

Colimbas

Nació: año 1953

Desapareció: 5 de julio de 1977

Unidad: Grupo de Artillería de Defensa Aérea 602

Jefe: Teniente coronel Juan Carlos TEJEDA

Comandante de Subzona: Coronel Alberto Pedro BARDA

Comandante de Zona: General Carlos G. SUAREZ MASON

Comandante de Subzona de domicilio: General Andrés FERRERO

Comandante de Zona de domicilio: General Leopoldo Fortunato GALTIERI

En febrero de 1977 la familia VALLE sufrió la primera tragedia de ese año. El 17 de ese mes fue asesinada en la vía pública por “fuerzas del orden” y sin que la joven ofreciera resistencia alguna.

Ana María VALLE, hermana de Juan Carlos. Dos meses después de este suceso, el 18 de abril, Juan Carlos fue incorporado al Grupo de Artillería de Defensa Aérea 602 de Mar del Plata. Y así comenzó la segunda tragedia de la familia VALLE en el mismo año.

Juan Carlos tuvo varios permisos durante su estancia en Mar del Plata y los utilizó para visitar a los padres en Rufino, provincia de Santa Fe.

El 17 de julio los padres de Juan Carlos se enteraron, por relato de otros soldados compañeros (y no por comunicación militar o visita policial, como era reglamentario), de que su hijo había desertado. Con toda la angustia de quien pocos meses antes perdiera, asesinada, a una hija, el señor VALLE viajó a Mar del Plata. Se entrevistó con el jefe del Grupo de Artillería de Defensa Aérea 602, teniente coronel Juan Carlos TEJEDA, quien le informó que Juan Carlos había recibido una comunicación telefónica en la que le avisaban que su padre estaba enfermo. Le habían otorgado permiso, pero el soldado continuó ausente hasta consumar “primera deserción simple”.

El habeas corpus presentado ante el juez federal Ramón MONTOYA fue rechazado con el número 568/78. Juan Carlos continúa desaparecido.

El Escuadrón Perdido, por José Luis D’Andrea Mohr.

http://www.desaparecidos.org/arg/doc/escuadron/escua126.htm

Edward Luis Reale Bonetto

Eduardo Luis Reale Bonetto

Argentina

Colimbas

1977

Estado

Detenido/a desaparecido/a

Fecha de secuestro

04/05/1977

Lugar de secuestro

SAN NICOLAS. BS. AS.

datos personales

Nombre

Eduardo Luis Reale Bonetto

Tenía 23 años

Fecha de nacimiento

02/08/1953

Ocupaciones

  • Conscripto
  • Estudiante Universitario

Estudios

  • Universitario: Ingenieria Ingenieria

Víctimas relacionadas

http://basededatos.parquedelamemoria.org.ar/registros/7268/

Juan Jose LaSalle

Lasalle, Juan José

Argentina

Colimbas

Nació: 13 de diciembre de 1956
Desapareció: 11 de mayo de 1977

El 31 de julio de 1978 los padres de Juan José LASALLE escribieron al Comandante en Jefe del Ejército:

“[… ] Desde el jueves 12 de mayo, es decir hace un año y ochenta y dos días que no sabemos nada de él.

“Hemos ido infinidad de veces al cuartel, al principio nos decían que teníamos que esperar, que los estaban buscando, otras veces que la Policía Federal se había hecho cargo de su búsqueda y últimamente que no nos molestáramos en ir, que ellos nos iban a avisar si sabían algo.

“Hemos movido cielo y tierra para saber algo de él molestando a gente conocida, pero siempre lo mismo, no sabemos nada de él, puesto que dicen que la noche del martes 10 de mayo de 1977 fue sacado del cuartel con el soldado ASTRAMOUSE que es de la provincia de Misiones.

“La única comunicación oficial fue la que el jueves 12 de mayo de 1977 trajo un soldado en la que se nos comunicaba que era desertor, firmada por el capitán Alfredo Lisandro KOPP, su jefe de compañía.

“Quisimos hacer la denuncia a la policía, dar a publicidad su falta a la radio, a la televisión, poner un abogado para que encarara las cosas y saber algo de él, pero la gente del cuartel nos decía que no nos convenía, porque si lo tenían los extremistas peligraba la vida de él, porque días antes se había descubierto en el cuartel un complot subversivo.

“Señor Comandante en Jefe del Ejército Argentino, no sabemos si usted tiene hijos, pero creemos que los soldados son en parte hijos de sus jefes; piense un minuto si lo mismo le hubiera ocurrido a un familiar muy querido que pudiera ser también hijo suyo. Además nuestra pena se revive con más intensidad puesto que otro hijo nuestro es soldado este año y le toca tierra.

“Señor Comandante en Jefe del Ejército Argentino, qué hacemos.”

De acuerdo al testimonio de un compañero de servicio militar de los cuatro soldados desaparecidos, un lunes, al regresar de franco, se enteraron de que MiÑO estaba detenido y acusado de acopiar material explosivo. El soldado fue trasladado a otro sitio al día siguiente y se habría escapado de la custodia del responsable, cabo primero MARCHETTI. Este mismo suboficial se encargó de sacar del Liceo a los soldados LASALLE Y OSTROÑUK en horas de la noche. Un centinela dio la novedad al capitán Kopp, quien la desestimó.

Poco después el sargento ayudante WILHELM, encargado de la compañía al mando de Kopp, comisionó a LUNA para buscar algo en inmediaciones del Liceo Militar. El soldado fue secuestrado por cuatro individuos que lo introdujeron en un automóvil y escaparon.

El 16 de mayo de 1977 se publicó lo siguiente en la orden del día del Liceo Militar General San Martín:

“PERSONAL

‘1. Personal militar
A. BAJA DE SOLDADOS DESERTORES
“Dése de baja del Instituto, con las fechas que en cada caso se especifica, a los siguientes soldados clase 1958 por haber consumado primera deserción.
“- con fecha 15 May 77. MIÑO LUIS ALBERTO
“- con fecha 16 May 77. LASALLE JUAN JOSE
“- con fecha 16 May 77. LUNA NESTOR
“- con fecha 16 May 77. OSTROÑUK FERNANDO.”

Los cuatro soldados están desaparecidos. Sus padres habían recibido una carta con motivo de la incorporación, fechada el 31 de enero y firmada por el capitán Alfredo Lisandro Kopp, jefe de la Compañía Comando y Servicios: “[…] Es deseo de la Subunidad tratar de solucionarle los problemas que tuviera el nuevo soldado, teniendo en cuenta que tiene 18 años de edad y que es la primera clase que ingresa con esa edad […]”.

El Escuadrón Perdido, por José Luis D’Andrea Mohr.

http://www.desaparecidos.org/arg/doc/escuadron/escua73.htm

 

Leonel Eduardo Saubretti

Leonel Eduardo Saubiette

Argentina

Colimbas

Nació: año 1956
Desapareció: 5 de abril de 1977
Unidad: Base Naval de Puerto Belgrano
Jefe: Capitán de navío Zenón Saúl BOLINO
Comandante de Zona: General Osvaldo R. AZPITARTE
Comandante de Subzona: General Abel Teodoro CATUZZI
Jefe de Area de secuestro: Teniente coronel J. MANSUETO SCHWEDEN
Jefe del Destacamento de Inteligencia 181: Teniente coronel Antonio LOSARDO

Leonel Eduardo fue destinado como soldado marinero al remolcador ARA Mocoví para cumplir con el servicio militar. Después de unos meses en el Apostadero Naval Buenos Aires, el buque fue trasladado a la Base Naval Puerto Belgrano.

Desde los primeros días de mayo de 1977 y hasta el 13 de ese mes, Leonel estuvo en su casa de licencia y anunció a los padres que la baja definitiva sería el 5 de abril.

Llegó la fecha esperada por la familia, pero el hijo no retornó. Sus padres llamaron por teléfono a Puerto Belgrano y les contestaron que el joven había sido licenciado definitivamente el 5 de abril de 1977 y que se le proveyó pasaje para llegar a su casa en Banfleld. (Años después, ante un requerimiento de la OEA, el Estado argentino respondió que la fecha no fue el 5 sino el 12 de abril de 1977.)

El 13 de abril de 1977 el padre de Leonel viajó a Puerto Belgrano y pidió entrevistarse con algún responsable, pero lo atendió el jefe de guardia. Retornó a Buenos Aires y en el Comando en Jefe de la Armada tampoco obtuvo información sobre su hijo; para los marinos el muchacho era un civil.

El 12 de julio de ese año se presentó en casa de la familia SAUBIETTE el suboficial Juan DE LOS SANTOS, superior inmediato del desaparecido. Este hombre narró a los padres de Leonel que el conscripto había sido detenido por varias personas de civil en la estación de Ferrocarril Roca, en Bahía Blanca.

Esa fue la única noticia acerca de la desaparición de Leonel Eduardo SAUBIETTE.

El Escuadrón Perdido, por José Luis D’Andrea Mohr.

http://www.desaparecidos.org/arg//doc/escuadron/escua116.htm

Juan Carlos Pastori

Pastori, Juan Carlos

Argentina

Colimbas
Nació: año 1955
Desapareció: 25 de septiembre de 1976
Unidad: Compañía de Comunicaciones 5
Jefe: Mayor Alfredo Francisco ANDUJAR
Comandante de Zona: General Luciano Benjamín MENENDEZ
Comandante de Subzona: General Antonio Domingo BUSSI
Jefe de Area: Teniente coronel Ernesto ALAIS
Jefe del Destacamento de Inteligencia 142: Teniente coronel Eusebio GONZALEZ BREARD.

Juan Carlos PASTORI fue incorporado como soldado conscripto a la Compañía de Comunicaciones 5 el 22 de abril de 1975. Era estudiante en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de Tucumán.

Su desempeño como soldado le valió el ascenso a dragoneante. El 25 de septiembre de 1976 fue enviado a cumplir una comisión y, al regresar, aproximadamente las ocho de la noche, fue atacado por una patota. Logró escapar y llegó al cuartel, donde lo curaron de sus heridas y lo enviaron a su casa. A partir de entonces el muchacho está desaparecido; pero la familia cree que todo el episodio fue urdido por personal militar.

Esa teoría está reforzada por la baja por deserción sin búsqueda militar ni policial en el domicilio.

El señor Andrés PASTORI, padre del soldado desaparecido, realizó trámites ante el mayor Alfredo Francisco ANDUJAR, jefe de su hijo; ante el Comando en Jefe del Ejército, el Ministerio del Interior, la Gobernación de Tucumán, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Organización de las Naciones Unidas. Además, intentó el camino de la Iglesia católica. En marzo de 1979 el señor PASTORI recibió una carta de sor Beatriz GUTIERREZ que terminaba así: “Cuando se espera con FE, sin esperar o indagar demasiado, rezando con serena esperanza y sin temer, perdonando a quienes obraron sin luz, entonces Dios y la Virgen se complacen en escucharnos”.

Juan Carlos PASTORI continúa desaparecido.

El Escuadrón Perdido, por José Luis D’Andrea Mohr.

http://www.desaparecidos.org/arg//doc/escuadron/escua100.htm

 

José Miguel Waciarz

José Miguel Waciarz

Argentina

Colimbas

Nació: 25 de abril de 1955
Desapareció: 6 de junio de 1976
Unidad: Base Militar Aeroparque
Jefe: Comodoro PORCHETTO
Jefe de Escuadrón de Seguridad: Vicecomodoro D’ONOFRIO
Comandante de Zona: General Carlos G. SUAREZ MASON
Comandante de Subzona: General Jorge OLIVERA ROVERE
Jefe de Area del domicilio: Coronel Rodolfo WEHNER

José Miguel era estudiante de segundo año de Medicina en la UBA cuando lo incorporaron al servicio militar en la Fuerza Aérea. Desde el 9 de febrero de 1976 prestaba servicios en la Compañía de Policía Militar asentada en la Base Aeroparque, sub unidad que proporcionaba el servicio de guardia exterior del Edificio Cóndor.

Según lo aportado a la investigación del caso por un ex conscripto compañero de José Miguel, un viernes de junio de 1976 la cuarta sección debía tomar guardia en el Comando en Jefe de la Fuerza Aérea. Al reunirse, advirtieron la falta de los últimos cuatro de la lista alfabética, y un suboficial aclaró que habían sido adelantados para cumplir con un servicio especial en el Edificio Cóndor. Supieron así que el día anterior una comisión de oficiales del Comando en Jefe se encargó de trasladar a los cuatro soldados.

Cuando la cuarta sección llegó al Edificio Cóndor, los soldados se enteraron de que los cuatro “adelantados” tenían franco hasta el lunes, hecho infrecuente para esa unidad.

Al mediodía de ese viernes los padres de José Miguel se acercaron a la periferia del Edificio Cóndor para ver al hijo, al que suponían de guardia. Así se enteraron de lo ocurrido, alarmados porque el hijo no había ido a la casa, pero tranquilizados por los soldados con el argumento de que estarían “en lo de algún amigo”.

El lunes, cuando los soldados de Base Aeroparque se presentaron en la unidad, de los cuatro “adelantados” al Edificio Cóndor faltaba uno: José Miguel WACIARZ. Sus compañeros averiguaron que uno de los otros tres “adelantados” había visto al desaparecido por última vez a las cinco de la mañana de aquel viernes, cuando fuera relevado por él. El servicio había sido cumplido en ropa de salida y con un arma que se pasaban al relevarse para custodiar la puerta de una oficina clausurado.

Desesperados, sus padres comenzaron a peregrinar entre juzgados, ministerios y Comando en Jefe de la Fuerza Aérea. El jefe del Escuadrón Seguridad de Base Aeroparque, vicecomodoro D’ONOFRIO, informó a los padres que el joven faltaba sin causa y que iba a ser declarado desertor.

En septiembre de 1976 se realizó en el microcine del Edificio Cóndor una reunión informativa para oficiales y suboficiales. Un comodoro de Inteligencia reveló que había sido descubierta una relación entre conscriptos y organizaciones terroristas. Se dieron nombres, entre ellos, José Miguel WACIARZ y Miguel Angel ARKATYN.

Ambos fueron declarados desertores, como otros ocho conscriptos de ese año, todos desaparecidos. No, hay constancias de que en la reunión del microcine del Edificio Cóndor algún oficial haya preguntado si los soldados acusados estaban detenidos y si ya habían designado defensores para el seguro Consejo de Guerra

El Escuadrón Perdido, por José Luis D’Andrea Mohr.

http://ftp.desaparecidos.org/arg//doc/escuadron/escua133.htm

 

Raúl Martin Landin Hachmann

Martín Ramón Landin Hachmann

Argentina

Colimbas

Detenido-Desaparecido el 21.01.1977

Martín era de ascendencia alemana. Fue secuestrado el 21/1/77. Anteriormente sus padres, Edmundo Landin y María Elisa Hachmann, habían sido secuestrados, llevados a la ESMA y torturados para que proveyeran información. A los pocos días fueron liberados. Su hermano Horacio también fue detenido-desaparecido. No tenemos testimonio del paso de Martín por un C.C.D.

Sí, conocí a Martín, cuando vivía en San Martín y cursábamos en la escuela Normal, nuestro secundario. Él pidió ser mi novio, pero sólo fuimos amigos, eso lo respetó y no perdimos amistad.

Con él y su hermana Sandra, preparamos una obra de teatro para los chicos de un orfanato, hicimos audiovisuales para pasar a la gente de la villa, así lo hicimos y armamos con material que nos facilitaran los curas catalanes de la iglesia que estaba en la misma cuadra en que yo vivía.

Un día cuando íbamos caminando, pasamos por una librería y me dijo elegí un libro (yo tenía 15 años) y así lo hice, cuando lo abrí lo primero que leí fue “alfabetizar es concientizar”, sí, era Pedagogía del oprimido de Paulo Freire. Es un tesoro de mi biblioteca, que algún día irá a una biblioteca pública. Libro que marcó mi camino, en la docencia y en la vida misma para saber en qué vereda pararme.

Conocí a Rafael, cuando fuimos a ver un film a la villa donde él era un referente, era el film de la noche de los bastones….

Muchas veces menciono a Martín cuando me preguntan sobre mis elecciones, en charlas, conferencias, ha sido huella y dolor su destino.

Nos prestábamos libros, poemas, discos…Una vez le presté una colección de clásicos LP, era ya cerca de los 17 años (1974), edad en que me vuelvo a mi ciudad natal (Santa Fe) y dejo de verlo, ya lo veía esporádicamente, porque él había terminado antes la secundaria.

En mis viajes de visita a Bs. As. un día voy a la farmacia, pregunto por él, (me atendió el padre) y con una seriedad que me corrió, me dijo que no estaba y que no sabía dónde estaba.

No volví más. Un día, puse su nombre en internet…. y lloré, lloré y lloré .

Muchas veces lo pensé, lo nombré, escuchaba su voz tan particular, su caminar dinámico cuando íbamos charlando hacia la escuela, siempre pensando y proyectando.

Cuando se editó el libro Nunca Más lo adquirí prontamente, pero a la fecha está la fuerte marca de dónde llegué con la lectura y no pude seguir. En las listas de desaparecidos, tal vez por negación, no lo ví o no lo quería encontrar en la lista, como sí encontré a otros….siempre lo intuí, pero difícil me fue aceptar la certeza.

A la fecha, tengo su imagen risueña, voz calma pero enfática, su invitación a las charlas con los curas catalanes tercermundista, donde nos encontrábamos asiduamente con él y con Sandra.

Sé de la muerte de madre y hermano, no sé nada más de Sandra ni de los curas, ni de Rafael.

Sólo sé que su huella vive en mi tarea, en mis elecciones, en la forma amorosa de su compañía en mi adolescencia compartida, que se resume en “Pedagogía del Oprimido”.

Martín Ramón Landín: “PRESENTE”, ahora y siempre.

Patricia Alsina

Mi nombre es Rubén y lo conocí a Ramón en la década del 70. Él era mi jefe político . teníamos una unida básica en la villa de tropezón , san martín provincia de buenos aires . es la villa que esta pegada a la orilla de las vías de tren urquiza . Éramos militantes del peronismo de base. yo vivía en la zona . los padres tenían una farmacia en 5 esquina . lo que siempre me impresionó de ramón era su humanidad . recuerdo que cuando mirábamos esa villa el me repetia esto en la argentina un día no habrá más . teníamos reuniones hasta entrada la madrugada . él fumaba mucho . y tenia un tic muy especial al sacar las cenizas de su cigarrillo . tenía los ojos muy azules . también pasamos los días muy difíciles cuando la triple nos quería volar la unidad básica . su hermano horacio estudiaba en córdoba creo. él también se acercó a la unidad básica mas el referente siempre fue RAMON. bueno fueron años difíciles . la traición de PERON . después la hija de puta de isabelita . las marchas permanentes . tomábamos los colectivos para llegar a la plaza de mayo . yo la la última vez que lo vi él ya estaba en la clandestinidad. yo me tube que escapar pues un vecino que estudiaba en la escuela de sudoficiales sargento cabral me advirtió que mi foto y la de varios compañeros estaba en un a especie de galería donde estaba las fotos de todas las personas que la dictadura iba asesinar

él tenía un hermano mayor que era un oficial de la policía federal . me acuerdo de su madre el miedo que tenía por sus hijos . su hermana era maestra que salía con un compañero llamado rafael . su padre no nos quería . y tenia graves problemas a raíz de su militancia . su madre y la mía se encontraban en la verdulería que estaba pegado a su casa y ambas temían por nuestras vidas . eran tiempos donde se preanunciaba la masacre . también el barrio fue muy castigado por la represión

ramón tenía una novia que la llamábamos la turca . era una compañera de la zona . sé que tubo una hija con ella . cuando lo buscaban a ramón hasta con helicópteros también la buscaron a ella . a mi cuando me escapo me allanaron la casa 2 veces . también ramón me presentó a una compañera que era del erp . se llamaba liliana . tenia una librería en tres amigos . era ella también una gran compañera . yo cuando me escapo le digo LILIANA nos van a matar a todos vayámonos de aca . mas ella prefirió la muerte antas que escapar. todos nos conocíamos en el barrio . también los chorros . ellos respetaban a ramón . una ves nos robaron de la unidad básica unas pistolas 45 y una metra . nunca lo intentaron . en fin son tantos y tantas las anécdotas que te tengo de RAMON . saben como lo conocí . yo vivía en un villa cercana a su casa . y hacía poco mis padres me trajeron de misiones . era un extranjero y marginado por vivir en una villa . entonces como tantos pibes . para buscar un poco de respeto tenía que ser duro . ellos robaban quioscos . entonces yo era el tonto campesino . les dije . vamos a robar un banco o una financiera . en fin terminamos por robar a la financiera achabal de san martín en la calle mitre . que estaba en el 1 piso . mas mis amigos a último momento se acobardaron . en fin entré solo a la financiera con dos pistolas . pero el señor que atendía me dijo mi hijo que estás haciendo . por qué lo haces . yo le dije porque tengo hambre . entonces él me saco de su saco unos billetes y me dijo toma esto es mío . mas si tomas este dinero serás por siempre un ladrón . tomé su dinero que me daba y escapé del lugar . nunca mas volví a intentar ser un ladrón . mas esto le conté a RAMON él me dijo que eso era producto del sistema . me empesó a explicar del sistema capitalista . yo le contaba lo que sentía y poco a poco me fui haciendo peronista . así lo conocó a RAMON . todo él era un obrero de la conciencia . de los libros . de LA POESIA . los libros . y las discusiones infinitas . hasta la madrugada . aunque al otro día teníamos que trabajar.

yo en parte me considero hijo de ramón. Él me formó en la militancia política y la causa nacional el socialismo . siempre en todos los actos por los desaparecidos fui . también siempre continué con la militancia . todo por RAMON . un gran militante . un idealista . siempre repetía que el agua para calentar se empieza de abajo . de las bases .

http://www.desaparecidos.org/arg//victimas/l/landinm/

Pablo Joaquín Mainer

July 26, 2021

Pablo Joaquín Mainer “Pecos”

Argentina

Colimbas

Hermano de María Magdalena Mainer “Lucrecia” o “Malena”

Detenidos-Desaparecidos el 29/9/76

Pablo y María Magdalena eran hermanos. Pablo tenía 23 años y María Magdalena 27. Los hermanos fueron secuestrados en La Plata el 29 de septiembre de 1976. El resto de su familia, madre, hermanos y cuñados, también fueron secuestrados, algunos permanecieron en detención por varios años.

Posiblemente Pablo estuvo en la ESMA, María Magdalena, al menos, pasó por el CCD Arana donde estuvo unas horas y fue vista por Adriana Calvo. Los dos además estuvieron el “La Cacha”. Los dos hermanos fueron finalmente trasladados al CCD Brigada de Investigación de La Plata Robos y Hurtos”. Allí formaron parte de un grupo de siete detenidos (Domingo Héctor Moncalvillo, Liliana Amalia Galarza, Nilda Susana Salomone, María del Carmen Morettini y Cecilia Idiart) que prestaba colaboración a los represores a cambio de una especie de indemnidad personal; mejores condiciones de detención; la posibilidad de obtener salidas transitorias y visitas familiares y una promesa de futura libertad. Según lo que Pablo le dijo a una sobreviviente, él lo hacía porque toda su familia estaba secuestrada. Su colaboración incluía el salir en auto con los policías para señalar a gente y el participar en las interrogaciones.

En diciembre de 1976 su hermana, Maricel Mainer, que para entonces había sido liberada, los pudo visitar en la Brigada de Investigaciones.

Esto terminó el 30 de noviembre de 1977, cuando al concurrir las familias a las dependencias policiales, les dijeron que los detenidos habían partido del lugar.

Aparentemente las autoridades policiales les habían dado una opción a los detenidos: ir al a cárcel por cinco años o salir del país. Los detenidos eligieron la opción de salir. Antes de irse, Von Wernich les hizo una despedida y los bendijo.

No se sabe exactamente que pasó con ellos, pero fueron trasladados junto a los otros miembros del grupo. Su destino era Chile, pero no llegó allí. Un policía testificó frente a la CONADEP como tres de los detenidos, miembros de este grupo, que fueron llevados en el auto en el que él estaba fueron asesinados y sus cuerpos quemados. Es probable que lo mismo pasara con Pablo y María Magdalena.

  Testimonio de Adelina Moncalvillo – juicio por la verdad

  Testimonio de Emmed en Nunca Más

  Testimonio de Luis Favero – sobreviviente

  Fiscal Pide detención de Von Wernich

  Iglesia y Dictadura

  Sentencia ordenando la detención de Von Wernich

  Testimonio de Analia Maffeo – interrogada por Pablo

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/m/mainer/

Sergio Tarnopolsky

July 23, 2021

Sergio Tarnopolsky

Argentina

Colimbas
.
Nació: 1º de mayo de 1955
Desapareció: 14 de julio de 1976
Unidad: Escuela de mecánica de la Armada
Director: Capitán de navío Rubén Jacinto CHAMORRO
Comandante en jefe de la Armada: Almirante Emilio Eduardo MASSERA
Jefe de Inteligencia Naval: Capitán de navío Lorenzo de MOUNTMOULLIN
Director de Justicia Naval: Capitán de navío auditor Julio Omar GARAVAGLIA
Comandante de Zona: General Carlos G. SUAREZ MASON
Comandante de Subzona: General Jorge OLIVERA ROVERE
Jefe de Area IV: Coronel Julián E. CAPANEGRA
Jefe de Area II: Coronel Humberto LOBAIZA

El 15 de julio de 1976 a la una de la mañana un grupo de personas armadas se presentó en el domicilio de la familia TARNOPOLSKY, en la calle Peña al 2600 de la Capital Federal (Area II). El portero y los vecinos fueron obligados a encerrarse en sus casas y la puerta del departamento, en la planta baja, fue arrancada mediante una explosión tan exageradamente calculada que dañó la entrada al edificio. Entre humo, polvo y pedazos de mampostería, el grupo de tareas ingresó en el departamento ocupado en ese momento por los padres de Sergio – conscripto de la ESMA-, Hugo TARNOPOLSKY, de 53 años, y su esposa Blanca Edith EDELBERG.

El matrimonio fue encapuchado y esposado al tiempo que los incursores reunían dinero, alhajas y objetos valiosos de la familia. Completada la reunión del botín, los asaltantes se apropiaron del automóvil de TORNOPOLSKY y se retiraron con lo robado y el matrimonio secuestrado. De allí se dirigieron a la casa de la suegra de Hugo, Rosa DANEMAN DE EDELBERG, que vivía en la calle Sarmiento al 300 (Area II), donde llegaron alrededor de las dos de la mañana. Allí, ante el estupor de su abuela, maltratada por uno de los incursores, secuestraron a Betina TARNOPOLSKY, de 18 años, hija de Hugo y de Blanca Edith. Se retiraron con la muchacha y a las cinco de la mañana realizaron otro operativo en el domicilio de la familia DEL DUCA, en Pasaje Urunday al 1300 (Area IV), donde detuvieron a Laura, esposa de Sergio TORNOPOLSKY, quien, a su vez, había desaparecido ese mismo día en la propia ESMA, a la vez unidad militar y campo de concentración urbano. Allí Sergio se desempeñaba como asistente del capitán de corbeta Jorge Eduardo ACOSTA (“El Tigre”), personaje triste y mundialmente conocido que fuera beneficiado con la Ley de Obediencia Debida, engendro jurídico también conocido así en el mundo entero.
Sergio, sus padres y su esposa fueron vistos con vida por última vez en la ESMA, y jamás aparecieron. El conscripto fue dado de baja por desertor junto a otros dos soldados desaparecidos como él: Eduardo GUERCI y Javier Antonio OTERO.

El Escuadrón Perdido, por José Luis D’Andrea Mohr

http://www.desaparecidos.org/arg/doc/escuadron/escua122.htm

Horacio Bonvino Hankel

Horacio Bonvino Hankel

Argentina

Colimbas

1978

Fecha de secuestro, 21/07/1978

Lugar de secuestro, MAR DEL PLATA. BS. AS.

Horacio Bonvino Hankel

Tenía 18 años

Fecha de nacimiento, 24/11/1959

Conscripto en Gada 601 Mar Del Plata

http://basededatos.parquedelamemoria.org.ar/registros/2654/

Hugo Norbert Monges

Norberto Hugo Monges

Argentina

Colimbas
Nació: 9 de junio de 1958
Desapareció: 19 de abril de 1977
Unidad: Compañía Comando 601
Comandante de Institutos Militares: General Santiago Omar RIVEROS
Jefe de Area del domicilio: Coronel Eugenio GUAÑABENS PERELLO

El 19 de abril de 1977 Norberto Hugo MONGES salió muy temprano de su casa en José C. Paz para ir a presentarse en la Compañía Comando 601, donde cumplía los meses finales de su servicio militar.

Durante la cena de la noche anterior había contado a su madre que desde ese día comenzaría a tener francos diarios. Pero como pasó más de una semana y Norberto no regresó al hogar, su hermana fue a solicitar noticias en el cuartel.

En la Compañía Comando 601 la atendió un teniente que dijo apellidarse NIETO y le informó que el hermano había salido franco la semana anterior, que no había regresado y que estaba siendo buscado por desertor. La muchacha, asombrada, explicó al oficial que el soldado había estado en la casa por última vez el 19 de abril y que había salido de allí a las cinco y media de la mañana para presentarse en la Compañía. El oficial se mostró sorprendido y aclaró que Norberto era muy buen soldado y que estaba entre los próximos a salir de baja porque, además, se había considerado su situación de sostén de la familia -el padre estaba impedido para trabajar-. El teniente NIETO, o como se llamara, después de dar muestras de gran conocimiento sobre la familia MONGES, interrogó a la muchacha acerca de las ideas políticas y las amistades del “desertor”. Al final de la conversación el oficial expresó su deseo de que el soldado estuviese detenido y aconsejó a la hermana recorrer las dependencias policiales para encontrarlo.

La hermana de Norberto Hugo recorrió todas las comisarías de la zona sin resultado. Si el muchacho era desertor, todas las comisarías del país debían tener el pedido de captura, pero la solicitud no estaba y tampoco había noticias de su hermano.
Cinco meses después de la desaparición de Norberto Hugo, una mañana llegaron al barrio de la familia MONGES unos camiones militares cargados con hombres armados y en uniforme de combate que descendieron y rodearon la manzana. Revisaron casa por casa sin decir qué o a quién buscaban y se retiraron con la advertencia de un pronto retorno.

Tres meses después de aquel allanamiento intimidatorio -Norberto Hugo continuaba como desertor sin que autoridad policial o militar alguna lo buscara- apareció un nuevo vecino en el barrio. Dijo llamarse José FIGUEROA y ser suboficial principal de la Escuela para los Servicios de Apoyo de Combate, unidad militar responsable del Area 470, la del domicilio de los MONGES. Semanas más tarde, FIGUEROA se ofreció a averiguar lo ocurrido con Norberto Hugo. Pocos días le bastaron para “averiguar” que el soldado había sido detenido y enviado a Bahía Blanca “porque era testigo de Jehová”, y que de allí lo habían cambiado de lugar hasta terminar en el penal militar de Magdalena.

La hermana del desaparecido viajó al penal militar y todo lo que pudo saber fue que el joven jamás había estado allí. Norberto, además, no era testigo de Jehová. Por otra parte, los miembros de esa religión se negaban a manejar armas desde el primer día de incorporados y no al final del servicio militar -como era el caso de Norberto Hugo-. Preferían ser penados con tres años de prisión antes que vulnerar sus convicciones.
Nada más se supo del conscripto desaparecido. Mientras él ingresaba al escuadrón perdido su familia se aferraba a la esperanza de datos falsos en una búsqueda hasta hoy infructuosa.

El Escuadrón Perdido, por José Luis D’Andrea Mohr.

http://www.desaparecidos.org/arg/doc/escuadron/escua90.htm

 

 

Atilio Cesar Martínez Lagrava

Atilio Cesar Martínez Lagrava

Argentino

Colimbas

Desaparecido el 21 de junio de 1977

Tenía 23 años

Atilio nació el 10 de septiembre de 1953. Estudiaba, trabajaba en el kiosco de su madre Mercedes en 4 entre 54 y 55 en La Plata, y estaba haciendo el servicio militar.

El 21 de junio de 1977, después de haber jurado la bandera el día anterior, Atilio y un compañero debieron cubrir servicio de guardia como “retenes”. Aproximadamente a las seis de la tarde, el jefe del servicio, sargento ayudante Hugo Altiere, le ordenó a Atilio cambiarse de salida para llevar un sobre al Regimiento de Infantería 7 de La Plata. Al ex soldado que proporcionó la información le llamó la atención la demora en regresar de su compañero, pero la atribuyó a un posible franco que Altieri le hubiese dado después de cumplida la comisión.

Al día siguiente, Atilio Martínez Lagrava figuraba como ausente sin causa. Su amigo fue a la casa de su madre y así se enteró de que no había estado allí. Fue entonces cuando crecieron sus sospechas de un secuestro preparado, porque el sargento ayudante Altieri nunca cumplía servicio de guardia en virtud de su función de encargado de la División Potencial Humano. vivo en la memoria y el dolor de su madre, que escribió lo que sigue:

Escrito de su madre, Mercedes:

“Sí, juro

“Rememorando una fecha y un acontecimiento clave de un período también clave de la historia de nuestro país, a la vez que la presencia y acción de un gran hombre civil ante una gran acción militar, que legó a su patria algo más que dos símbolos y algunos triunfos bélicos, nuestra agenda patriótica ha señalado el día 20 de junio de todos los años como el “día de la bandera”. La expresión atesora para la Argentina, sus hombres y sus tierras, un retazo vital de su elaborada historia.

“Las normas militares asignaron a la fecha, como bien escogido broche de oro de una alhaja confeccionada con los mejores afanes, la prestación de juramento de lealtad al emblema y a lo que él representa, por parte de los jóvenes que transitan por las filas del Ejército, cumpliendo un período de vida militar que es de rigor. Así, como los anteriores, como los que vendrán, el último 20 de junio mezcló con las tempranas caricias del sol, un nítido, vigoroso y expansivo pronunciamiento brotado de miles de gargantas de soldados, exclamando al unísono ¡Sí, juro!

“El juramento fue largado al viento en voluntaria atadura de miles de destinos al de la patria madre en directa y ardiente promesa de amor a millones de compatriotas, en amante e indestructible desposorio con la tierra nativa, en consciente ofrecimiento de servicio incondicionado al interés de la comunidad nacional y su ‘habitat’ -que eso es la Patria para el hombre incorrupto-, en ofrenda de lo mejor de sí mismo a los hermanos del país natal… Y, en consecuencia, en sagrado propósito de defender de la destrucción los frutos del amor y del trabajo brotados del suelo común.

“Miles, varios miles de soldados volcaron su desbordante pureza y grandeza de sentimientos y de anhelos en ese amante y resuelto ¡Sí, juro! de su “propio 20 de junio”.

“Pero “su propio 20 de junio” no ha sido para todos esos miles de generosos jóvenes que alzaron al cielo su promesa de consagración y sus planes para una vida de servicio a su Argentina el inicio del cumplimiento de la gran promesa del hombre a favor de los hombres, como herederos dignos de un HOMBRE perdurable. No. “Su 20 de junio” fue, para un grupo de nuestros soldados, su último 20 de junio en libertad, en tremenda contradicción con su sentido sublime.

“Con su juramento, valiente y grandioso de amor, del real amor surgido del Evangelio, recibieron el golpe cobarde del odio de unos pocos (dolorosamente compatriotas).

“Mientras juraban de frente, cara al sol y a la humanidad ea o sobre sus espaldas la respuesta inesperada y traidora que los hundió, sin explicación, en el alejamiento del mundo libre y conocido, en cruel incertidumbre, sumiendo en el dolor indescriptible a varios seres más por cada uno de ellos.

“Ellos ofrecieron a Dios y a su patria, en ‘su 20 de junio’, un mundo empeñoso y sus mejores propósitos, que la fuerza física y la mezquindad de unos pocos (compatriotas, dolorosamente) frustró, prepotente, incomprensivamente, brutalmente.

‘Sus nombres y sus semblanzas van grabándose con creciente nitidez en la memoria y el corazón de sus compañeros, de sus amantes familias, de las páginas de la historia, de la humanidad entera. Bastan algunos de ellos para representar, en estas modestas líneas del más emocionado homenaje a esa legión de héroes auténticos, para ese grupo de soldados argentinos que en su “20 de junio” fueron despojados de la libertad, el más preciado don entregado por Dios a sus hijos:

[Sigue una lista de 43 soldados desaparecidos.]

‘Legión de héroes auténticos, sí; seguidores del gigante de Belén, encarnación de la prodigalidad; soldados de la Cruz; sembradores de paz; estad seguros de que, hasta su retorno a la libertad, tras el aborto provocado desde tus espaldas, 365 amaneceres del año, refrescarán, con sus primeras luces y tibieza solar, aquel juramento de servicio y amor inmaculado que llegó al propio cielo en “tu 20 de junio”, en las sílabas de tu “Sí, juro!”.

“Homenaje de Mercedes LAGRAVA DE MARTINEZ ” a su hijo y a todos los demás soldados argentinos desaparecidos bajo la represión militar

Sólo con unas lágrimas pudo cerrarse esta nota. Así ha sido.

Nota de Margarita Lacabe: Atilio fue el único desaparecido que conocí personalmente. Trabajaba en el kiosco de mi barrio en La Plata, lo veía cuando iba a comprar la leche o golosinas. Con el tiempo, mis padres se hicieron amigos de la familia. El recuerdo que tengo de Atilio es muy borroso, no lo reconozco en esta fotografía. Yo tenía ocho años cuando desapareció y no sabía entonces de los desaparecidos, donde estaban, que les hacía. Sí sabía que su mamá lo buscaba por todos lados desesperada, como lo buscó hasta su muerte.

Atilio permanecerá por siempre en mi memoria, acá tendrá la vida que otros le quitaron.

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/m/martineza/

Alfredo Romay Mendez

July 17, 2021

Alfredo Romay Méndez

Argentina

Colimbas

Desaparecido el 30/7/76

Tenía 21 años

Alfredo era soltero, estudiaba arquitectura y estaba haciendo el servicio militar.

El día 30 de julio a las dos de la mañana, un operativo de las autodenominadas “fuerzas conjuntas” rodeó la manzana de la casa de la familia Romay en Haédo. Cuatro uniformados irrumpieron en la vivienda, con el fondo de gritos, instrucciones dadas por megáfonos, ladridos de perros y luces de reflectores portátiles. Alfredo Romay fue esposado, encapuchado e introducido en el baúl de un Chevy junto con otra persona envuelta en una manta.

En el Comando de Arsenales declararon desertor a Alfredo. El 12 de diciembre de 1976, el padre recibió una carta con membrete del ERP. En su texto anunciaban que el soldado había sido juzgado y sentenciado a cumplir reclusión en una cárcel del pueblo por ser agente de la reacción y de la oficialidad asesina. Romay Esa carta fue presentada por el señor Romay al jefe directo de su hijo, el coronel Romanella quien la consideró auténtica y pasó el informe al comandante de Arsenales. Alfredo Romay continúa desaparecido.

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/r/romay/

briancarlsonartist@gmail.com