Archives

SILVIA MABEL ZUGAZTI

July 20, 2022

SILVIA MABEL ZUGAZTI “VERA”

ARGENTINA

19 años

DNI 12713355 ·

Nacida el 25/10/1956 en la CAPITAL FEDERAL

Era militante de la JG / PRT-ERP

Fue secuestrada en capital entre el 14 y 15 de septiembre de 1976 Aun permanece desaparecida

Silvia Mabel Zugazti es “Vera”. Nacida en Buenos Aires en octubre de 1956, es la hija de Abelardo Ángel Zugazti y Elsa Mabel Boninsegna. Con sus padres y hermana Marisa Beatriz, vive en la zona de Villa Urquiza, en la calle Manuela Pedraza 5161. Su abuelo materno, el italiano Casimiro Boninsegna, es un emigrado del municipio de Predazzo, en la provincia de Trento, a finales de la primera guerra mundial. Su abuela, María Luisa Cerruti, argentina, también es de origen italiano. Silvia es una de las mejores alumnas del Instituto Comercial N°15 del barrio de Saavedra y se recibe en 1973. La pasión por la política ya la contagia en aquellos años. Desde chiquita tiene una amiga del corazón, Alicia Arriaga, con la que pasa toda la etapa de la escuela secundaria. Ella, como cuenta su hermana Marisa, «es carismática, inteligente, creativa» y Alicia tiende a imitarla en todo, inclusive en la política. No por casualidad los padres de Alicia la culpan de encaminar a su hija por la peligrosa vía de la militancia política, llegando nada menos que a amenazar con denunciar a Silvia. En 1974, entra en la Facultad de Ciencias Económicas y empieza a participar a las reuniones y las actividades del Frente Universitario del PRT.

sFUENTE : LIBRO el minuto

Andres Oscar Lofvall

May 5, 2022

Andres Oscar Lofvall

Argentina

Bahia Blanca

Desaparecido el 03 de Febrero de 1977

Militante de la Union de Estudiantes Secundarios del ENET N°1 Cesar Cipolleti de Bahia Blanca

Asi declaro en el juzgado Lidia su hermana

“el día que desapareció, el 3 de febrero, fuimos al departamento con mis padres. Paramos en la vereda, mi papá bajo primero y tardó mucho, así que esperamos con mi mamá. Salió mi papá, vimos que entraban personas de civil, pero como vivía delante la dueña pensamos que eran amigos del hijo. Sale mi papá y personas con ametralladoras subieron en un Falcon que estaba estacionado y otros dos en el auto de mi papá, iban al lado mío con ametralladoras”.

“De ahí nos llevaron al V Cuerpo de Ejército, estuvimos en unacional a sala, nos tuvieron como dos horas. Ahí angustiados, esperando una respuesta, no sabíamos qué sucedía con mi hermano, no sabíamos dónde estaba, qué había pasado. Después me enteré que mi papá encontró al departamento todo baleado. En el V Cuerpo nos dijeron que estaba prófugo y que lo estaban buscando. Ahí empezó toda la búsqueda”, agregó.

Lidia comentó que su padre se había retirado de la Armada dos años antes y recurrió a sus conocidos pidiendo ayuda al igual que los padres de los otros jóvenes secuestrados. “La búsqueda fue inútil (…) mi papá estaba muy triste”.

(http://colectivoepprosario.blogspot.com/…/bahia-blanca…)

Alberto Paira

Alberto Paira

Argentina

Bahia Blanca

Casado con Liliana Pizá de Paira

Liliana y Alberto estaban casados y tenían una beba de cinco meses llamada Julia. Liliana era originaria de Río Negro. Había estudiado en la Universidad del Sur y era dirigente en la Juventud Universitaria Peronista. Era ama de casa y se ocupaba de su beba. Alberto había egresado de la Escuela Industrial de Bahía Blanca y trabajaba de técnico electricista.

Hasta poco tiempo antes de su detención compartían la vivienda con Elba Ramírez de Baibiene y su familia en Berisso, pero se habían mudado. El 26 de abril de 1977 fueron a la casa de los Baibienes para dejar a la nena mientras hacían unas diligencias, y se encontraron con que la casa estaba tomada. Alberto fue asesinado en un enfrentamiento junto a Arturo Baibiene, y Liliana fue detenida-desaparecida junto a Elba. Julia quedó con un vecino, y luego pasó por la comisaría y la Casa Cuna. Afortunadamente un comisario de Berisso le comunicó al padre de Elba lo que había pasado, y éste pudo recuperar a sus dos nietos y a la hija de Liliana, que luego fue devuelta a sus abuelos.

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/p/piza/

Ana Maria Diego

Ana Teresa Diego

Argentina

Bahia Blanca

Nacio en 1954

Estudiante

Desaparecida el 30 septiembre 1976

Era una brillante estudiante de grado del Observatorio Astronómico de La Plata en la década de 1970 y tenía además un fuerte compromiso social.1​ En 1975 había fallecido su padre, Antonio Diego, matemático de la Universidad Nacional del Sur, a quien militantes de la época recuerdan como “uno de los primeros profesores con los que pudo contar el movimiento estudiantil bahiense”.2​ Su mamá, Zaida Franz, fue miembro fundadora de Madres de Plaza de Mayo y participó en Bahía Blanca de las primeras reuniones de familiares de desaparecidos y en La Plata de las primeras marchas de Madres.3​

En su discurso inaugural al asumir su segundo mandato, la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner la recordó y la relacionó con la foto en la que aparecía Dilma Rousseff (presidenta de Brasil), cuando estaba encarcelada. Afirmó: “Hoy Dilma ocupa el sillón de uno de los países más importantes del mundo, a lo mejor esta joven pudo haber estado sentada en el mismo lugar que estoy yo”.4​

https://es.wikipedia.org/wiki/Ana_Teresa_Diego#cite_note-lanacion-4 

Adrián Orlando Carlovich

Adrián Orlando Carlovich

Argentina

Bahía Blanca

Desaparecido el 6/10/77

Tenía 19 años

 Fue secuestrado en Bahía blanca

 No tenemos testimonio de su paso por un CCD

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/c/carlovich/

Fernando Ostrosñuk

Fernando Ostrosñuk

Argentina

Colimbas

Misiones

Nacio el 12 de Noviembre de 1958 en Misiones

Desaparecio el 10 de Mayo de 1977

Unidad :Liceo Militar General San Martin

Jefe de agrupacion tropas: Mayor Julio Jorge Campoamor.

-de su hermana.

Omar Rodolfo Farias

Omar Rodolfo Farias Herrera

Argentina

Colimbas

Detenido/a desaparecido/a

Fecha de secuestro 10/11/1977

Lugar de secuestro QUILMES. BS. AS.

Datos de la identificación

Identificado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en 2009. Sus restos fueron exhumados en el Cementerio de Gral. Lavalle, Bs. As.

Tenía 22 años

Fecha de nacimiento 05/07/1955

Lugar de nacimiento Buenos Aires

Apodos: Mojarra

Víctimas relacionadas

http://basededatos.parquedelamemoria.org.ar/registros/4131/

 

José Hernández

April 4, 2022

José Hernández

Argentina

Colimbas

Desaparecido el 10/11/75

Tenía 31 años

José Hernández era cabo primero y prestaba servicios en el Regimiento de Infantería de Monte 28, asentado en Tartagal, provincia de Salta. Era oriundo de Ingenio San Pablo, en Tucumán, donde residía su familia, a la que visitaba con frecuencia.

Cuando José dejó de visitar a la familia, su padre, que carecía de noticias del hijo, resolvió viajar a Tartagal. En el Regimiento 28 le informaron que el cabo primero HERNANDEZ había ido en comisión a la ciudad de Salta para llevar documentación. La comisión fue cumplida, pero el suboficial no regresó al cuartel y fue dado de baja por desertor.

No hay testimonio de su paso por un Campo Clandestino de Detención

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/h/todos/hernandezj.html

Jorge Emilio Papetti

Jorge Emilio Papetti

Argentina

Colimbas

Nació: 27 de abril de 1953
Desapareció: 16 de marzo de 1977
Unidad: Regimiento Caballería de Tiradores Blindados 6
Jefe: Coronel Naldo Miguel DASSO
Comandante de Zona: General Leopoldo F. GALTIERI
Comandante de Subzona: General Fuan Carlos TRIMARCO
Jefe del Destacamento de Inteligencia 121: Teniente Coronel Alcides POZZI
Segundo jefe Destacamento Inteligencia 121: Mayor Pascual GUERRIERI
Jefe de Escuadrón Comunicaciones Blindado 2: Mayor Constantino Francisco GONZALEZ
Jefe de Area CCD: Mayor Oscar Fernando MONZON
Jefe Sección de Inteligencia Paraná: Mayor Rubén GAITAN

El 20 de abril de 1976 Jorge Emilio PAPETTI, hijo de italianos, fue incorporado como soldado conscripto al Regimiento Caballería de Tiradores Blindados 6, en Concordia, Entre Ríos. El 16 de marzo de 1977, casi ya de baja y ascendido a dragoneante, fue detenido dentro del regimiento mientras estaba de guardia. Algunos de sus compañeros oyeron sus gritos de protesta cuando se lo llevaban y alertaron a las padres de lo sucedido.

Al día siguiente el padre del dragoneante se entrevistó con el teniente coronel Naldo Miguel DASSO, jefe de la unidad, en presencia del segundo jefe, mayor Osvaldo Antonio LAROCCA. DAsso explicó que el dragoneante PAPETTI, sospechoso de extremismo, había sido trasladado a otra ciudad “por órdenes superiores” pero que, a la altura de Villaguay, se había fugado después de haber obtenido permiso para ir al baño en una estación de servicio. El oficial no dio más detalles, y el padre, angustiado, llevó el caso al Juzgado de Instrucción N2 1 de la ciudad de Concordia, a cargo del doctor Oscar SATALIA MENDEZ.

La falsedad de lo manifestado por DASSO al padre del dragoneante PAPETTI quedó al descubierto por la declaración posterior de un detenido no desaparecido. Ese hombre había sido secuestrado en su domicilio y trasladado al Regimiento 6. Allí lo encapucharon, lo golpearon y lo picanearon para después exigirle que reconociera a unos detenidos. Cuando le levantaron la capucha vio, entre otras personas, a PAPETTI muy lastimado, con posible fractura de costillas y una tos persistente. Era el 18 de marzo de 1977.

El y PAPETTI fueron trasladados del Regimiento 6 a un lugar cercano a la represa de Salto Grande, donde fueron interrogados y nuevamente torturados. PAPETTI estaba muy mal. Por la noche los trasladaron a la cárcel de Concordia y de allí, a la mañana, a la ciudad de Paraná, en un camión tanque acondicionado para transportar personas de modo clandestino. En Paraná los alojaron en el Escuadrón de Comunicaciones Blindado 2 y de allí a la cárcel de Paraná, donde se realizaban las sesiones de tortura.

El testigo, detenido durante seis años en distintas cárceles del país, recuerda de esa primera sesión: “PAPETTI estaba siendo torturado y yo aguardaba atado desnudo en una cama de la misma habitación, cuando comenzaron los estertores de agonía, la preocupación de los interrogadores, el masaje cardíaco, la precipitada retirada de algunos de ellos… la muerte”.

Mientras lo narrado ocurría en Paraná, DASSO explicaba lo inexplicable a los padres y, finalmente, daba de baja al conscripto de su regimiento con fecha 28 de mayo de 1977 por “primera deserción calificada”.

El 22 de diciembre de 1983 el teniente coronel Francisco Darío PAREDES, jefe del Regimiento de Caballería de Tiradores Blindados 6 “Blandengues” (RC TIR BL 6) contestó un requerimiento del juez Oscar SATALIA MENDEZ. Este magistrado llevaba varios años en la tarea de investigar las desapariciones de personas ocurridas dentro del Area 225, entra ellas la del conscripto PAPETTI.

La renuencia sistemática y orgánica de los militares a suministrar información a los jueces quedó en evidencia en la siguiente fracción del texto firmado por PAREDES:

“[…] Sobre el particular cumplo en informarle que se solicitó a la Superioridad el temperamento a seguir en razón de subsistir la orden del Comando en Jefe del Ejército, que señala que en casos como éste se debe requerir la correspondiente autorización y es el Comando Superior quien satisface el requerimiento”.

La de Paredes no había sido la primera respuesta evasiva de las autoridades militares al juez SATALIA MENDEZ. El antecesor de PAREDES en la jefatura del Regimiento de Caballería de Tiradores Blindados 6 fue el teniente coronel Enrique Santiago SERVATICO. Este jefe respondió al juez de manera algo desopilante: “En tal sentido, solicito a VS quiera tener a bien contemplar la posibilidad de delimitar a qué tipo de personas se refiera dicho oficio; es decir, si la nómina de los presumiblemente detenidos o arrestados en jurisdicción del Area incluye a quienes permanecieron en esa situación por motivos de la lucha antiterrorista o por averiguación de antecedentes y si también se involucro a militares que lo han estado por razones disciplinarias”.

Las respuestas de los jefes militares del Area 225 motivaron que el doctor SATALIA MENDEZ solicitara al comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas que, “dadas las respuestas evasivas de las autoridades militares, dispusiera se le suministrara por orden suya la información pedida”.

Aquel muchacho, estudiante de Geología, ingresó al escuadrón perdido. Naldo Miguel DASSO ascendió a general en 1984. Junto con las palmas del grado le entregaron una réplica del sable corvo sanmartiniano. Ironía cruel: en el ejército de San Martín habría sido fusilado sin más trámites junto a los demás verdugos de conciudadanos inermes.

El cuerpo del dragoneante Jorge Emilio PAPETTI no ha sido encontrado.

http://desaparecidos.org/arg/doc/escuadron/escua97.htm

Miguel Ángel Figueroa

Miguel Ángel Figueroa

Argentina

Tucuman

Detenido-Desaparecido el 22/6/76

Miguel Angel tenía 24 años, estudiaba Ciencias Económicas y trabajaba en Aguas y Energías. Vivía en un departamento en la calle Entre Ríos 384 que compartía con otros dos estudiantes santiagueños. Miguel estaba bajo bandera, con prórroga por estudio.

Casada con Gloria Susana Figueroa

No tenemos testimonio de su paso por un CCD

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/f/figueroa/

David Horacio Varasavksy

January 18, 2022
David Horacio Varsavsky

Argentina

Colimbas

Desaparecido el 16/2/77

David tenía 18 años, había nacido el 18 de septiembre de 1958. Se había recibido recientemente del secundario como técnico electrónico y preparaba el ingreso a la Facultad de Ingeniería. Trabajaba en arreglo de radios y televisores.

El día 17 de febrero de 1977 debía presentarse en el Distrito Militar Buenos Aires para comenzar su servicio militar obligatorio en el destino que le asignaran. La noche anterior, a la una y media de la mañana, cuatro civiles armados y un uniformado como policía federal allanaron su casa (ubicada en Maure 2239 6p. A, Capital Federal) y se llevaron a David. Al retirarse dijeron a la madre que se trataba de un procedimiento de rutina para poder interrogar al joven, al que ella podría ir a buscar a las nueve y media de la mañana a “Dorrego y Báez”. Cuando la señora Sara llegó a ese lugar se encontró con una dependencia militar en la que no tenían idea de lo que planteaba la atribulada mujer; allí le sugirieron que se dirigiera al Ministerio del Interior.

A partir de ese momento comenzó la larga y habitual peregrinación por juzgados y organismos oficiales, sin resultado. En el Comando del Cuerpo de Ejército I fue atendida por un teniente coronel de apellido Gática, quien llegó a sugerir que el muchacho estaba muerto.

La única comunicación telefónica -anónima- recibida por la mamá de David llegó un año después de su desaparición y la enteraba de que el joven había sido detenido por lo dispuesto en el decreto 1748 del 26 de julio de 1977. Por ese llamado supo la señora que su hijo había estado detenido en el Regimiento de Infantería Mecanizada 3 de La Tablada.

El caso fue presentado a la CIDH

El 8 de mayo de 1984 el general Ricardo Gustavo Pianta, Jefe del Estado Mayor General del Ejército, contestó un requerimiento del Ministro de Defensa: “…David Horacio Varsavsky había sido llamado para su incorporación el 18 de marzo de 1977 y, al no presentarse, fue acusado como infractor a la ley de servicio militar”.

  Ficha del Escuadrón Perdido

http://desaparecidos.org/arg/victimas/v/varsavsky/

Hugo Alberto Parente

January 9, 2022

Hugo Alberto Parente

Argentina

Colimbas
Desaparecido el 8/7/76

Hugo tenía 27 años. Estaba haciendo el servicio militar. Estaba casado y tenía un hijo.

Vencida la prórroga de la que gozaba, fue incorporado como soldado conscripto del Batallón de Arsenales 121 el 11 de marzo de 1976.

El muchacho vivía en la ciudad de Rosario con su esposa y un hijito de ambos. La última visita a su familia la hizo el 7 de julio de 1976, aprovechando que había sido enviado en comisión a Rosario. En esa ocasión acordaron verse durante el desfile del 9 de Julio, pero ese día sus familiares no lograron encontrar a Hugo entre las tropas que marcharon. Preguntaron a otros soldados del Batallón de Arsenales 121 y éstos les contestaron que quizás se había quedado de guardia.

El domingo siguiente, día de visitas, la madre y la esposa de Hugo llegaron al Batallón y allí les dijeron que el soldado Parente E se había retirado de la unidad el 8 de julio, un día antes del desfile. Desde ese momento fue imposible dar con él.

La familia presentó habeas corpus en octubre de 1976 y en marzo de 1979, ante el Juez Federal de Rosario, pero ambos fueron rechazados.

En 1977 sus familiares se vincularon con un “señor González”, según él miembro de la Inteligencia Militar, y con un “comisario Alegre”, quienes se ofrecieron a hacer algo por el muchacho a cambio de un millón de pesos y un automóvil, “para sobornos y traslados”; de esa manera, “en dos días tendrán el chico en casa”.

La familia de Hugo reunió con mucha dificultad lo pedido, pero al cabo de varios días los dos individuos pidieron más dinero “para hacer contactos en Buenos Aires”. Recibieron una nueva suma y desaparecieron para siempre.

La familia de Hugo, estafada, engañada y golpeada tiene aún al soldado desaparecido y bajo bandera.

En el 2008, el Gobierno municipal de la localidad de San Lorenzo (Santa Fe) cambió el nombre a un tramo de calle Saavedra por el de Hugo Alberto Parente.

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/p/parente/

Miguel Ángel Figueroa

Miguel Ángel Figueroa

Argentina

Colimbas

Detenido-Desaparecido el 22/6/76

Tenía 24 años

Estudiaba Ciencias Económicas y trabajaba en Aguas y Energías.

Vivía en un departamento en la calle Entre Ríos 384 que compartía con otros dos estudiantes santiagueños.

Miguel estaba bajo bandera, con prórroga por estudio.

No tenemos testimonio de su paso por un CCD

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/f/figueroa/

Gerardo Jorge Campora

GERARDO JORGE CAMPORA

Argentina

Colimbas
Desaparecido el 01/05/77

El domingo 1º de mayo de 1977, Gerardo Jorge Cámpora, con sus flamantes 19 años, regresaba de su primer licencia como soldado conscripto. Cumplía el servicio militar obligatorio en la Base Aérea de El Palomar en el Grupo I de Mantenimiento.

Su mamá, Doña Alicia Montaldo de Cámpora recuerda siempre que salió poco después del mediodía comiendo apurado unas empanadas, acompañado por su amigo el Cholo Budassi quien lo llevó hasta la Estación de Trenes de San Nicolás.

Gerardo subió al tren hace 30 años y desde entonces, su familia, sus amigos y compañeros lo buscan. Esa búsqueda se colma de pequeñas relatos que lo reviven con su sonrisa, su camisa arremangada y su bicicleta inseparable.

Por testimonios de algunos conscriptos se supo que esa misma noche lo sacan de la fila (lo mandan al casino de oficiales, allí cumplía funciones de mozo) y nunca más lo vuelven a ver. La versión oficial es que escapó desertando del servicio militar. Un colimba compañero de él testimonia ante la CoNaDeP que un Suboficial dijo algo así como: “se acuerdan de ese que dijimos que desertó…debe estar flotando en el río”.

Pocos días después, a Gerardo lo traen clandestinamente a San Nicolás, según testimonia Pablo Martínez ante la CoNaDep en 1984: “[…]Esa noche nos cargaron en un camión celular de la policía: a él, a mi, a una pareja y a otra chica, aparentemente familiar de la chica de la pareja. A ellos tres los bajaron en lo que creí reconocer como la Comisaría del Barrio SOMISA. A Cámpora y a mí nos llevaron a la Cárcel de San Nicolás. Al llegar al pabellón de los calabozos, nos sacaron los cordones de las zapatillas nos preguntaron los nombres, aparentemente para anotarlos. Uno o dos días después un guardia vino a preguntarme ‘si sabía adonde se lo habían llevado a Cámpora’ y al día siguiente otro me dijo que me iba a pasar lo mismo que a Cámpora que lo habían matado[…]”.

A finales de mayo de ese año, Pablo Martinez y José María Budassi fueron legalizados como detenidos en Junín, luego de permanecer en calidad de desaparecidos. Martinez señala en aquél testimonio de hace más de 20 años que: “[…] fui llevado a la ciudad de Junín. Estando en la comisaría local, aproximadamente veinte días después, en el momento en que me llevaban de un lugar a otro, aparece el comisario Guillermo Mac Namara y me preguntó ‘Sabés el nombre del soldado que le avisó a la familia Cámpora que Gerardo era desertor?’, le conteste que lo ignoraba […]”.

En ese mes de mayo de 1977, el máximo responsable político-militar de la Dictadura en San Nicolás era el Jefe del Área Militar 132, Teniente Coronel Manuel Fernando Saint Amant. Bajo su responsabilidad se secuestró, se torturó, desapareciendo numerosos jóvenes militantes populares. Entre ellos Gerardo Cámpora. Algunos sobrevivieron para contarlo, y para reclamar justicia.

Los compañeros de la secundaria en el Colegio Don Bosco de San Nicolás, recuerdan a Gerardo como un apasionado por la naturaleza. Su primo Daniel comenta que solían salir de caza con el vecino de la familia Cámpora. Heraldo, otro compañero de la promoción, rememora las travesuras de adolescentes en los campamentos que los salesianos organizaban en aquel tiempo.

“Gerardo era más bien callado, solía sentarse en los bancos del fondo del aula. Era un lector incansable, mientras nosotros estudiábamos historia con los manuales, el devoraba los tomos de tapa roja de la Historia Argentina de José María Rosa” dice otro de sus compañeros.

Un amigo de la infancia evoca con lágrimas: “Mi cercanía a Gerardo nunca se fue. Era de esos tipos que te invitaban a estar cerca. En campamentos, caminatas a la salida del colegio, en los recreos. Siempre cerca. Aun hoy, a pesar que veo la quinta desmantelada las raras veces que paso por ahí. Siempre tengo presente el recuerdo de Gerardo y de las tardes ardientes cuando cazábamos lagartijas…”

En 1975, en el último año de la secundaria Gerardo participó en la construcción del Centro de Estudiantes del Colegio Secundario. Con sus amigos promovieron un Cineclub proyectando películas de fuerte contenido social. Algunos de ellos se identificaron políticamente con la U.E.S. (Unión de Estudiantes Secundarios). Para ese entonces, en la Argentina de la Triple A, estos jóvenes fueron señalados como peligrosos por los servicios de inteligencia que operaban en la ciudad. Con sus ilusiones y sueños de pibes ignoraban que tras las sombras “los horribles”, los impunes de hace 30 años acechaban sus vidas.

A finales del año 2006, la familia Cámpora, junto a otros familiares, amigos y militantes de derechos humanos pidieron una audiencia con el Juez Federal Villafuerte Ruzzo. En esa entrevista con el magistrado hubo momentos de onda emoción, especialmente cuando Don Luís y Doña Alicia, los padres de Gerardo pidieron que la causa que investiga a los responsables de la desaparición de su hijo avance con la celeridad que exige tantos años de impunidad.

En este Primero de Mayo, a 30 años que Gerardo subió en aquel tren. Son muchos los que lo tienen presente. Son muchos los que lo quieren mantener vivo recogiendo retazos de su vida. Los que sobrevivieron tienen el mandato de transmitirlo a las nuevas generaciones. Gerardo es como una luz que viene de lejos e ilumina nuestros pasos, por Memoria y Justicia.
Texto original de lo publicado en la contratapa del Diario El Norte de San Nicolás el sábado 28 de Abril de 2007

https://colectivoepprosario.blogspot.com/2012/05/desaparecidos-el-31-de-mayo-de-1976.html

Gerardo Coltzau Fernandez

erardo Coltzau Fernández

Argentina

Colimbas

Tenía 21 años

Desaparecido el 26/4/77

Gerardo había nacido el 16 de mayo de 1955 en la ciudad de Buenos Aires. Su padre Theodor Coltzau provenia de Hamburgo, donde había nacido el 30 de marzo de 1910. Gerardo tenía un pasaporte alemán y se estaba preparando para viajar a Hamburgo, ya que tenía una beca para incorporarse a la Marina Mercante de Alemania. . Gerardo era estudiante de Sociología, y trabajaba como maestro en la Casa Cuna del Hospital del Estado.

Gerardo Coltzau fue secuestrado el 26 de abril de 1977 mientras se hallaba realizando su Servicio Militar Obligatorio. Como soldado solo le faltaban diez días para terminar con su servicio.

Gerardo COLTZAU fue incorporado como soldado conscripto del Hospital Militar Central en marzo de 1976 y, después del período básico, fue elegido como asistente por el Coronel Hilario David SAGASTI. Este oficial era jefe de la Agrupación tropas y, además, secretario del Casino de Oficiales del Hospital.

El 26 de abril de 1977, a muy pocos días de la baja, SAGASTI ordenó al soldado COLTZAU entregar un sobre marrón, a las cinco de la tarde en punto, en la Dirección de Tránsito de Caseros, calle Kesley número 5. Gerardo recibió instrucciones muy precisas de su jefe, quien hasta le marcó sobre un plano la indicación de “tomar el tren en Pacífico, bajar en Caseros, cruzar por el puente y seguir la línea punteada hasta la Dirección de Tránsito”. Estas instrucciones, además, le fueron dadas en presencia de visitantes que Gerardo no conocía.

Como al muchacho le sobraba mucho tiempo para cumplir la orden, pasó por su casa, a pocas cuadras del Hospital Militar, y su padre se ofreció para llevarlo hasta Caseros.

En el viaje, Gerardo le contó lo curioso de la orden de SAGASTI y la presencia de extraños cuando la recibió, pero sin dar demasiada importancia al asunto.

Llegaron al lugar indicado a las cuatro y media; dos hombres de civil los encañonaron con pistolas y manifestaron ser “fuerzas de seguridad en operativo antidrogas”.

Esposaron a Gerardo, lo subieron a un Falcon negro que, seguido por otro automóvil, escapó con el conscripto prisionero.

Pese a lo evidente del secuestro, preparado ya en el Hospital Militar, el soldado fue declarado desertor, y el habeas corpus que se presentó fue rechazado el 13 de junio de 1978.

Existen sobrevivientes de los centros de detención que declararon haberlo visto en los campos denominados “El Atlético” y “El Banco”, dependientes del Primer cuerpo del Ejercito,

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/c/coltzau/

briancarlsonartist@gmail.com