Monthly Archives: April 2019

Stella Maris Alvarez Blanco

April 27, 2019

Stella Maris Alvarez Blanco

Argentina

20 años.

Empleado.

|CI No:6759079|

Desaparecida el:28/7/76,

No.CONADEP:187, Decl.No:2732

Fue secuestrada en la vía pública en CAPITAL C.Post:1186

No hay testimonio de su paso por un C.C.D.

http://www.desaparecidos.org/GrupoF/des/a.html

Susana Falabella de Abdala

Susana Falabella de Abdala

Argentina

Casada con José Abdala

Susana tenía 27 años y José tenía 25. Estaban casados y tenían un hijo de dos años y medio, José Sabino. Además cuidaban a María Eugenia Gática Caracoche, de trece meses de edad. José era estudiante de sociología y trabajaba en una estación de servicio, Susana era instrumentadora quirúrgica. Habían militado en la J.T.P, en la Juventud Peronista y en el momento de su desaparición militaban en Montoneros.

La familia fue secuestrada el 16/3/77 a las 12:30 de la mañana, mientras se encontraban comiendo el almuerzo, en su domicilio en la calle 6 y 167 del barrio Los Hornos. Personal vestido de civil y militar rodeó la manzana. Golpearon a José, lo encapucharon y lo introdujeron en el baúl de un auto. A Susana la pusieron en el asiento de atrás de otro auto, junto a Sabino y María Eugenia. Luego del secuestro saquearon la casa y se llevaron todas las pertenencias.

Fueron llevados todos a la Comisaría 5a. Los niños lloraban y estaban desesperados. A eso de las seis de la tarde, un policía agarró a cada uno de los niños bajo el brazo y se los llevó. Fueron llevados a la Brigada Femenina de Investigaciones, que era usada para el tránsito de chicos. El Comisario Silva finalmente se llevó a María Eugenia – a la que llamaba Marcelita – y se la apropió.

Hay testimonios de que Susana y José también estuvieron en La Cacha.

Sabino fue apropiado por Vladimiro Bojtovich y y Teresa Mastronicola que lo inscribió como hijo propio. Fue localizado en 1993 y actualmente tiene una buena relación con su familia biológica.

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/a/abdalaj/

 

 

 

Vicente Ayala

Vicente Ayala “Cacho”

Argentino

Corrientes

Desaparecido el 16/2/76

Cacho nació en Corrientes el 1º de marzo de l946. Cursó su escuela primaria en el Colegio Salesiano y la terminó en el Colegio de los Capuchinos en Concordia (Entre Ríos). Terminó el secundario en el Colegio “Alejandro Carbó” de esa localidad entrerriana, donde figura coVicente Ayala “Cacho”

Desaparecido el 16/2/76

Cacho nació en Corrientes el 1º de marzo de l946. Cursó su escuela primaria en el Colegio Salesiano y la terminó en el Colegio de los Capuchinos en Concordia (Entre Ríos). Terminó el secundario en el Colegio “Alejandro Carbó” de esa localidad entrerriana, donde figura con otros 7 desaparecidos en una hermosa placa que les dedicaron.

Decidió seguir la carrera de Derecho, para lo cual regresó a su tierra natal, objetivo que siempre había soñado (1964). Su espíritu inquieto por lo social encontró estímulo en el Padre Raúl Marturet, a cargo por entonces del Pensionado Católico para estudiantes universitarios del interior. Poco a poco fue alternando su vida entre la prosecución de su carrera y la opción por los oprimidos. Por estos motivos, participó a comienzos de los 70 en una huelga de hambre en favor de los cinco sacerdotes del Tercer Mundo, comprometidos con su pueblo que fueron excomulgados por las autoridades de la Iglesia :Padres Raúl l Marturet, Belisario “Pucho” Tiscornia, Luis Niella, Gabino Casco y Babín.

Participó como estudiante universitario del “Ateneo”, tendencia de la Facultad de Derecho que agrupaba a militantes de la Democracia Cristiana y a algunos peronistas. Al mismo tiempo militaba en las villas y barrios marginales de Ctes. Con muchos de ellos compartió el trabajo en hornos de ladrillos, hecho en forma cooperativa. Pero no sólo el trabajo, compartía su vida como cristiano y creía que el compromiso tenía esas características, lo que se decía se afirmaba con hechos.

Simultáneamente se define por el Peronismo Revolucionario, impulsado por la línea de Jhon William Cooke, traída a Ctes. por su viuda Alicia Eguren. En ese sentido trabaja activamente, como Juventud Peronista, por el regreso del Gral. Perón. Así las cosas, su postura se radicaliza en una militancia activa por el cambio político hacia el Socialismo Nacional. Con la presencia de López Rega e Isabel en la Argentina , después del efectivo regreso de Perón, el peronismo de derecha hace estragos sobre el más radicalizado, acribillando a militantes peronistas de la Juventud. En esos días, a fines de 1974, durante el gobierno de Julio Romero, es detenido y llevado a la U 7 de Resistencia donde permanece privado de su libertad hasta abril de 1975. Aclaración: los detenidos estaban a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, sin causa alguna.

Después de ser liberado, se traslada a Posadas (Misiones) donde ejerce su profesión y continúa con su trabajo político, hasta que, habiendo Isabel Perón y Ruckauf preparado ya el camino del accionar militar y policial con entera libertad, es secuestrado el 16 de febrero de 1976 en un procedimiento policial (por cierto vinculado a órdenes militares) efectuado a la luz del día (alrededor de las 13) frente al Club San Martín de nuestra ciudad, junto a Jorge Saravia AcuñaOrlando Diego Romero y Julio César (Cacho) Barozzi.

Aquel secuestro se realizó ante la vista de varias personas, que posteriormente fueron amenazadas de muerte para garantizar la impunidad de sus captores, uno de los cuales está próximo a enfrentarse al juicio oral, el policía Diego Ulibarrie. Sin embargo, es necesario investigar además a los recientemente condenados Julio Barreiro y el ex-Presidente de la Sociedad Rural Juan Carlos De Marchi, en virtud de lo que expresara el fallecido Carlos Achar, cuyo testimonio fue incorporado por lectura en la “Causa RI9”. Achar señalaba “el Capitán Demarchi me dijo : “hijo de puta ahora te vamos a reventar como le hicimos a los Cachos”. “¿Sabés de quien hablamos?” me preguntó el Subteniente Barreiro, yo respondí que no, entonces Barreiro me dijo; “Del Cacho Ayala y el Cacho Barozzi; al Ayala lo reventamos en la tortura y a Barozzi de un tiro en la cabeza y después lo tiramos en la laguna, esa que está cerca de la “quinta”, para que las palometas terminen con ellos”.

Efectivamente nunca más se lo vio con vida ni se supo nada CONCRETO sobre él. Dejó a su esposa y un hijo de un año, además de padres y hermanos. Todos lo buscaron siempre. Cacho Ayala sí era un auténtico cristiano, jamás habría estado en una esquina vivando a torturadores en medio de rezos. Estaba como Jesús, al lado de los pobres.

Su madre, María Estela Carrazzoni de Ayala es uno de los miembros fundadores de la Comisión de Derechos Humanos de Corrientes. De modos tiernos, dotada de una dulzura tan grande como su obstinación, la sra. de Ayala mereció conocer la sentencia de la “Causa RI9″…pero no llegó, apenas se había iniciado esta megacausa cuando fue presurosa a encontrarse con el Cacho, con su esposo, doña Esther Galarza de Artieda, los Marcón y tantos otros, allí donde se reúne la “compañerada” cuando deja el mundo terrenal, instalándose inmortales en la conciencia de otros compañeros y familiares que habrán de recoger su lucha y continuar el perenne reclamo de justicia y memoria.

Decidió seguir la carrera de Derecho, para lo cual regresó a su tierra natal, objetivo que siempre había soñado (1964). Su espíritu inquieto por lo social encontró estímulo en el Padre Raúl Marturet, a cargo por entonces del Pensionado Católico para estudiantes universitarios del interior. Poco a poco fue alternando su vida entre la prosecución de su carrera y la opción por los oprimidos. Por estos motivos, participó a comienzos de los 70 en una huelga de hambre en favor de los cinco sacerdotes del Tercer Mundo, comprometidos con su pueblo que fueron excomulgados por las autoridades de la Iglesia :Padres Raúl l Marturet, Belisario “Pucho” Tiscornia, Luis Niella, Gabino Casco y Babín.

Participó como estudiante universitario del “Ateneo”, tendencia de la Facultad de Derecho que agrupaba a militantes de la Democracia Cristiana y a algunos peronistas. Al mismo tiempo militaba en las villas y barrios marginales de Ctes. Con muchos de ellos compartió el trabajo en hornos de ladrillos, hecho en forma cooperativa. Pero no sólo el trabajo, compartía su vida como cristiano y creía que el compromiso tenía esas características, lo que se decía se afirmaba con hechos.

Simultáneamente se define por el Peronismo Revolucionario, impulsado por la línea de Jhon William Cooke, traída a Ctes. por su viuda Alicia Eguren. En ese sentido trabaja activamente, como Juventud Peronista, por el regreso del Gral. Perón. Así las cosas, su postura se radicaliza en una militancia activa por el cambio político hacia el Socialismo Nacional. Con la presencia de López Rega e Isabel en la Argentina , después del efectivo regreso de Perón, el peronismo de derecha hace estragos sobre el más radicalizado, acribillando a militantes peronistas de la Juventud. En esos días, a fines de 1974, durante el gobierno de Julio Romero, es detenido y llevado a la U 7 de Resistencia donde permanece privado de su libertad hasta abril de 1975. Aclaración: los detenidos estaban a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, sin causa alguna.

Después de ser liberado, se traslada a Posadas (Misiones) donde ejerce su profesión y continúa con su trabajo político, hasta que, habiendo Isabel Perón y Ruckauf preparado ya el camino del accionar militar y policial con entera libertad, es secuestrado el 16 de febrero de 1976 en un procedimiento policial (por cierto vinculado a órdenes militares) efectuado a la luz del día (alrededor de las 13) frente al Club San Martín de nuestra ciudad, junto a Jorge Saravia AcuñaOrlando Diego Romero y Julio César (Cacho) Barozzi.

Aquel secuestro se realizó ante la vista de varias personas, que posteriormente fueron amenazadas de muerte para garantizar la impunidad de sus captores, uno de los cuales está próximo a enfrentarse al juicio oral, el policía Diego Ulibarrie. Sin embargo, es necesario investigar además a los recientemente condenados Julio Barreiro y el ex-Presidente de la Sociedad Rural Juan Carlos De Marchi, en virtud de lo que expresara el fallecido Carlos Achar, cuyo testimonio fue incorporado por lectura en la “Causa RI9”. Achar señalaba “el Capitán Demarchi me dijo : “hijo de puta ahora te vamos a reventar como le hicimos a los Cachos”. “¿Sabés de quien hablamos?” me preguntó el Subteniente Barreiro, yo respondí que no, entonces Barreiro me dijo; “Del Cacho Ayala y el Cacho Barozzi; al Ayala lo reventamos en la tortura y a Barozzi de un tiro en la cabeza y después lo tiramos en la laguna, esa que está cerca de la “quinta”, para que las palometas terminen con ellos”.

Efectivamente nunca más se lo vio con vida ni se supo nada CONCRETO sobre él. Dejó a su esposa y un hijo de un año, además de padres y hermanos. Todos lo buscaron siempre. Cacho Ayala sí era un auténtico cristiano, jamás habría estado en una esquina vivando a torturadores en medio de rezos. Estaba como Jesús, al lado de los pobres.

Su madre, María Estela Carrazzoni de Ayala es uno de los miembros fundadores de la Comisión de Derechos Humanos de Corrientes. De modos tiernos, dotada de una dulzura tan grande como su obstinación, la sra. de Ayala mereció conocer la sentencia de la “Causa RI9″…pero no llegó, apenas se había iniciado esta megacausa cuando fue presurosa a encontrarse con el Cacho, con su esposo, doña Esther Galarza de Artieda, los Marcón y tantos otros, allí donde se reúne la “compañerada” cuando deja el mundo terrenal, instalándose inmortales en la conciencia de otros compañeros y familiares que habrán de recoger su lucha y continuar el perenne reclamo de justicia y memoria.

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/a/ayalav/

Viviana Avelina Blanco

April 20, 2019

Viviana Avelina Blanco

Argentina

Detenida-Desaparecida el 8 de diciembre de 1976

Viviana era graduada de la carrera de Meteorología, de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (UBA).

 

Tenía 29 años

Fue secuestrada sin indicación de lugar. Permanece desaparecida.

http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/b/blancov/

 

Carlos E. Ishikawa

CARLOS EDUARDO ISHIKAWA

Argentino

26 años.

Desaparecido el:14/2/77

No.CONADEP:2576, Decl.No:2806

Fue secuestrado en LA PLATA BS AS C.Post:1900

No hay testimonio de su paso por un C.C.D.

http://www.desaparecidos.org/GrupoF/des/i.html

Era el unico
hijo del matrimonio integrado por Shinyei Ishi-
kawa y Victoria Mayeyoshimoto, argentina de
origen japones, que fallecio en 1968, cuando Car-
los tenia 17 anos.

Carlos fue un gran deportista y simpatizante del
Club Estudiantes de La Plata. Estudio en colegio
San Luis de los Hermanos Maristas, de la ciudad
de La Plata.

Comenzo a estudiar Medicina, pero sus inquie-
tudes personales le llevaron a optar por la carrera
de Periodismo. Segun un familiar, tal vez alli se
haya despertado su interes por la pobtica.

Relata su primo, Marcelo Mitsuoka, en el cuader-
nillo “Diecisiete historias entre treinta mil. Los
desaparecidos de la Colectividad Japonesa en la
Argentina”16, que Carlos discutia acaloradamente
con su padre a causa de su militancia y que soba ir
a barrios humildes a trabajar con los sectores mas
carenciados.

Jugaba al rugby y se desempeno como entrenador
de las divisiones inferiores del club San Luis de La
Plata.

El 14 de Febrero de 1977 fue secuestrado junto a
un familiar que habia llegado recientemente de
Japon. Al darse cuenta los captores que este ultimo
no sabia ni una palabra de espanol, fue liberado a
los dos dias. En el Juicio por la Verdad hay testi-
monios de sobrevivientes que recuerdan el caso.
“A la semana siguiente al secuestro, los repre-
sores volvieron a su domicilio con un camioncito
y vaciaron toda su habitation. Hasta intentaron
llevarse un flamante Peugeot 504 que estaba en el
garaje. El papa de Carlos les imploro por la vida
de su hijo, tras lo cual uno de ellos derramo unas
lagrimas y no respondio nada”17.

https://informedh.blogspot.com/2016/01/los-desparecidos-de-la-colectividad.html

briancarlsonartist@gmail.com